free html web templates

© 2018  ticver.com

La importancia de las normas y límites


¿Qué son las normas y límites ara los niños?

Las normas y los límites son la referencia que da apoyo y seguridad a los niños, éstas deben ser a veces más rígidas y otras más flexibles. Al establecer normas y límites a los niños ambos padres deben ir juntos, a la par para que sus hijos avancen adecuadamente, aplicando las mismas normas sin caer en contradicciones. Es muy importante recordar que la puesta de límites se inicia desde el nacimiento y que los primeros organizadores del niño son el orden y la rutina que se establece en los horarios y ciclos de alimentación, en el sueño, en los hábitos de higiene, en los juegos y paseo.

¿Cómo deben ser los límites?

Firmes: consistentes y sólidos, hablar con un tono de voz claro, seguro, sin gritos y con calma, acentuar la conducta positiva que se desea lograr, evitando anteponer el “no”. Ejemplo: decir “recoge tus juguetes” en vez de “no dejes tu tiradero”.

Cálidos: opuestos al maltrato, con afecto y cariño. Es importante sugerir alternativas al niño que lo lleven a interiorizar comportamientos ejemplo: “ahora no puedo darte un dulce, te lo daré después de que desayunes”, esto hace saber al niño que sus deseos son tomados en cuenta pero que ese no es el momento apropiado.

Organizados: coherentes y reales: dar las reglas de forma impersonal ejemplo: “son las 8, es hora de acostarse”, señalando el reloj, siempre desaprobar la conducta, no al niño, ejemplo: decir “eso está mal hecho” y el porqué y no decir “eres un mal niño”.

Es de suma importancia aprender a controlar las emociones, delante de un comportamiento inadecuado lo mejor es contar con un minuto de calma y después preguntar y/o actuar con tranquilidad frente a la situación.

Las listas de responsabilidades serán de gran ayuda en el proceso de aprendizaje de las normas y límites, éstas deben ir cambiando conforme el niño crece y es capaz de desempeñar otras tareas.

Tener en cuenta que:

- la disciplina no es algo que los adultos impongamos a los niños, sino que más bien es algo que hacemos con ellos como parte del proceso de aprendizaje

- los buenos padres educadores no son amigos de sus hijos. Todos los padres deseamos tener una buena relación de afecto con nuestros hijos pero es muy importante establecer límites. Los hijos tienen sus propios amigos.

¡una advertencia!

Cuando decidan dar premios, elíjanlos con precaución y otórguenlos con moderación, no todos los comportamientos deben ser premiados, los niños deben aprender que hay comportamientos que se deben hacer por que sí, porque forman parte del proceso de la vida, mientras que otros son merecedores de un premio por un esfuerzo especial.

Recuerden papás que la constancia la aprenden los niños a través de la constancia de sus padres,  que los padres son los modelos de quienes aprenden los hijos, que las palabras mueven, los ejemplos impulsan, el amor transforma……...

Comparte esta página