how to create your own site

© 2018  ticver.com

La educación preescolar y las tradiciones

Las celebraciones típicas de cada región, son su marca de distinción e identificación; sus ciudadanos las celebran con orgullo y las comparten, fomentando la comunicación y la relación entre ellos.

Cuando los alumnos de preescolar conocen y participan en fiestas tradicionales, les ayuda a mantener su apego por las costumbres y tradiciones, les aporta conocimientos sobre su historia personal, familiar y cultural, aspectos que les permitirán ir consolidado su identidad personal.

Las niñas y los niños deben tener oportunidades para conocer el pasado a partir de la información que les brinde su familia (mediante testimonios, anécdotas y leyendas) y de evidencias con las que puedan establecer relaciones respecto a las formas en que ellos viven (con fotografías, películas y vestigios que muestren las formas de vida en la localidad). Las comparaciones entre lo que hacían sus familiares adultos con lo que hoy suelen hacer ellos (cómo era su comunidad antes y cómo es ahora, qué servicios había y cuáles existen) éstas son formas de propiciar la comprensión de que las costumbres, las cosas y las personas cambian en el transcurso del tiempo.

De éste conjunto de experiencias que se transmiten de generación en generación por diferentes medios, los niños aprenden de los adultos y los adultos de los ancianos que a su vez aprendieron de sus antepasados. Su aprendizaje se basa en lo que ven, en lo que oyen, en lo que leen, en la misma experiencia que les va brindando la vida conforme transcurren los años en la vida cotidiana mediante la convivencia en la familia, en la convivencia en general y se retoman y sistematizan en el trabajo en el aula y en el jardín de niños.

Uno de los propósitos fundamentales de la educación preescolar es que los niños construyan su identidad personal y muestren respeto a la diversidad. Es a través del conocimiento y práctica de costumbres y tradiciones que además de promover la participación y la convivencia les permite acercarse e ir comprendiendo la cultura de su país y fortaleciendo su sentido de pertenencia al mismo.

Además del conocimiento de las formas de vida en el mundo inmediato, el acercamiento de las niñas y los niños por distintos medios a contextos culturales desconocidos para ellos, contribuye a la conformación de su identidad cultural.

Comparte esta página